Buscar
  • Digital Glue

'Citizen Developers', un concepto a tener en cuenta para transformar tu empresa

Según la consultora Gartner, quien se adjudica la creación del término, un desarrollador ciudadano (Citizen Developer) es un usuario que crea nuevas aplicaciones comerciales para el consumo de otros que utilizan entornos de desarrollo en tiempo real aprobados por  el área de TI corporativa. En el pasado, el desarrollo de aplicaciones para usuarios finales generalmente se limitaba a soluciones de un solo usuario o grupos de trabajo creadas con herramientas como Microsoft Excel y Access. Sin embargo, hoy en día, los usuarios finales pueden crear aplicaciones departamentales, empresariales e incluso públicas utilizando servicios compartidos, plataformas de desarrollo de lenguaje de cuarta generación (4GL) y servicios de computación en la nube.


El desarrollo ciudadano es una tendencia comercial que alienta a los colaboradores a experimentar con plataformas de desarrollo de software ‘Low Code / No Code'. Este enfoque para el desarrollo de software permite a los empleados de una área de negocio, que tienen el conocimiento necesario, crear programas de software sin necesidad de saber nada sobre lenguajes de programación o cómo escribir código.


Hace unos años surgió con mucha fuerza entre las empresas el termino “Innovación”, y entonces -aunque tarde en muchos casos - muchas empresas se subieron al carro, y todo lo que hacían llevaba la etiqueta de “producto innovador”, “empresa innovadora”, “laboratorio de innovación” y aparecieron todo tipo de carreras relacionadas con el tema. Posteriormente apareció la “Transformación Digital” y nuevamente, después de un comienzo dubitativo, muchas empresas iniciaron sus procesos de transformación digital y lo declararon a los 4 vientos.


Obviamente, surgieron todo tipo de visiones y líneas metodologías acerca de que era concretamente la “Transformación Digital”, cuando en realidad muchas empresas ya venían transformando sus negocios, lideradas por ejecutivos visionarios, y no se preocupaban en ponerse ninguna etiqueta sino en como aprovechar la tecnología para mejorar sus negocios.

Seguramente te habrás cansado de escuchar por todas partes sobre la transformación digital. Todo el mundo estaba hablando de eso, pero la pregunta aún hoy da vueltas en las cabezas de los líderes:  "¿cómo hacerla realmente?”. 


Entonces, no te sorprenda si este año el término "desarrollador ciudadano" se convierta en la última palabra de moda en la calle. Los analistas y las empresas están predicando sus beneficios.



¿Quiénes son estos "desarrolladores ciudadanos"? Son individuos dentro de una empresa que tienen acceso a un entorno de desarrollo visual integrado (IDE). Dentro de este entorno, el desarrollador ciudadano puede usar componentes de aplicación de mediante un simple 'arrastrar y soltar', conectándolos para generar una nueva aplicación web o móvil única. Este software ‘Low Code’ / ‘No Code' permite a los empleados diseñar y construir aplicaciones potentes que pueden adaptarse y adaptarse a las necesidades de una empresa.

Recuerdas cuando las empresas se dieron cuenta que todos los empleados ya tenían su propio movil y apareció el término ‘Bring you own device’ (BYOD)? … Las empresas tuvieron que adaptarse, adaptar sus políticas de TI y aceptar esta nueva realidad.

Pues bien, que las empresas vayan preparándose para los “desarrolladores ciudadanos” porque vienen llegando. Sabemos que suena demasiado bueno para ser verdad. Por supuesto, sin los límites apropiados establecidos, existe el peligro de que esta tecnología se salga de control. 


En términos de las ventajas de permitir que el personal se convierta en desarrollador ciudadano, los beneficios de costos son enormes. En primer lugar, las empresas no necesitarán emplear tantos desarrolladores costosos con el conocimiento y la experiencia necesarios para crear programas empresariales. Además, al implementar la funcionalidad de Low Code / No Code, las organizaciones están ampliando enormemente la cantidad de personas que pueden ayudar en la transformación digital.

Y hay más: se ha descubierto que las plataformas Low Code / No Code ayudan a fomentar una mayor colaboración entre los departamentos internos. Al utilizar una plataforma con herramientas de desarrollo ágiles integradas, los grupos empresariales y de TI colaboran, modelan y crean nuevas funcionalidades juntas. No es solo una forma en que TI puede autoserviciar sus aplicaciones. También es una forma de incorporar el lado comercial al desarrollo para que el resultado final sea exactamente apropiado para los requisitos específicos de la organización.


Por último, la velocidad es la clave. Low Code / No Code significa que los desarrolladores ciudadanos pueden crear aplicaciones mucho más rápido porque es un proceso visual que utiliza módulos preconstruidos. De hecho, Forrester afirma que tienen el potencial de hacer que el desarrollo de software sea hasta 10 veces más rápido que los métodos tradicionales. Como resultado, el tiempo dedicado a las pruebas y el desarrollo de aplicaciones se reduce significativamente. También permite que la organización sea más flexible en su enfoque de TI. En consecuencia, los niveles de productividad tendrán un fuerte repunte.


En general, las ventajas superan con creces las desventajas. La clave es que las empresas tomen medidas para educar a su personal y potenciales desarrolladores ciudadanos sobre los beneficios y capacidades de las aplicaciones Low Code / No Code. Solo entonces cosecharán las recompensas. ¡No tiene sentido darles herramientas a sus trabajadores si no saben cómo usarlas!


Puede parecer la panacea para todos los programas de transformación digital de la empresa. Sin embargo, las plataformas de bajo código sí asumen un cierto grado de conocimiento técnico, mientras que las plataformas más avanzadas de no código requieren menos conocimiento técnico y habilidad en sus usuarios comerciales que están respaldados por TI que administra la infraestructura técnica. No todos los trabajadores son expertos en tecnología. Pero los usuarios necesitan tener una comprensión profunda de los procesos específicos y los desafíos de participación del cliente que pesan sobre su empresa. Puede que les falte la experiencia para construir usando la programación tradicional, pero pueden crear aplicaciones ricas usando herramientas gráficas de construcción.



Mantener al personal informado sobre la próxima capacitación asegurará un retroceso mínimo. Los equipos de gestión necesitan incorporar lecciones sobre plataformas de bajo código / sin código en sus planes de educación de empleados para que puedan aprovechar al máximo esta nueva funcionalidad.


En general, las ventajas superan con creces las desventajas. La clave es que las empresas tomen medidas para educar a su personal y potenciales desarrolladores ciudadanos sobre los beneficios y capacidades de las aplicaciones de código bajo / sin código. Solo entonces cosecharán las recompensas. ¡No tiene sentido darles herramientas a sus trabajadores si no saben cómo usarlos!

18 vistas

Contáctanos

Email: contacto@digitalglue.co

Whatsapp: +56 9 57710795

  • Facebook
  • Instagram